Post parto

Tras el parto, la mujer se enfrenta a una serie de cambios físicos, hormonales y psicológicos, a los cuales debe hacer frente de la forma más adecuada. El cuerpo, al igual que tuvo que prepararse para dar a luz, durante varios meses. Ahora, tras el alumbramiento, debe prepararse para iniciar un proceso de recuperación, y que por supuesto dependerá del tipo de parto y las características de cada persona

Este periodo de post parto o puerperio, puede traer consigo incómodas molestias que dificulten la vuelta a la normalidad;  dolores, estrés, ansiedad, tristeza, cansancio, dudas, indecisiones, cambios  y secuelas físicas que necesita de una atención médica

En Matergin, insistimos en la importancia de acudir a la revisión ginecológica. Para que desde nuestra consulta, el ginecólogo que ha controlado el desarrollo de su embarazo, realice las revisiones correspondientes y los tratamientos adecuados para tratar las diferentes patologías y secuelas postparto

Con la llegada del bebé se producen muchos cambios en nuestra vida, tensión en la relación de pareja, cambios de humor, bajo estado de ánimo, incluso un fuerte desequilibrio hormonal. Además suele ser común la presencia de diversas patologías como la incontinencia urinaria, espasmo del esfínter anal, dispareunia (coito doloroso), pulbalgias, molestias en la zona de la episiotomía o de la cesárea (según caso)

Revisión ginecológica en el post parto

En esta etapa, se hace necesaria una revisión ginecológica completa, para descartar cualquier anomalía que surja en tu recuperación

En dicha revisión, comprobaremos el estado de salud de la paciente, realizaremos una exploración vaginal, valoraremos el estado de las cicatrices por episiotomía o cesárea, para evitar infecciones y correcto cicatrizado. Así mismo, su ginecólogo solicitará una citología para comprobar el estado del cuello del útero, además atenderá a diferentes trasformaciones que presente su cuerpo tras el parto; pecho, abdomen, hemorroides y músculos del suelo pélvico, etc...

Pudiendo intervenir para su completa recuperación con sesiones de fisioterapia para realizar ejercicios que ayudarán al fortalecimiento de la musculatura del suelo pélvico, para evitar pérdidas de orina. Además a través de la fisioterapia obstétrica, trabajaremos los músculos abdominales y fortaleceremos los músculos de suelo pélvico para recuperar la perdida de tensión muscular, evitar el dolor en las relaciones sexuales e incluso regular la continencia urinaria, entre otros beneficios

En cuanto a la exploración de las mamas, se examinará la zona de los pezones para detectar posibles heridas o grietas a causa de la lactancia. Incluso dispondrá de un servicio perinatal por parte de nuestra matrona que le resolverá cualquier duda sobre los tipos de lactancia, sus características, factores que dificultan la lactancia materna. En estas revisiones se dará a conocer la técnica y la puesta en práctica. Además se recomendarán diferentes pautas beneficiosas para el recién nacido, para que desde casa pueda tener soltura, seguridad y mayor capacidad de reacción, ofreciendo explicaciones sobre los cuidados y atenciones rutinarias del bebé en los primeros meses de vida

Por otro lado, no olvidemos que tras el embarazo, el cuerpo ha experimentado una serie de cambios no solo físicos; nuestra dentadura, vista, circulación, huesos, piel pueden verse afectados en mayor o menor medida. Por ello, después de dar a luz es necesario cuidarte y es muy importante realizar varias revisiones médicas, por lo que además de la revisión ginecológica, no olvides acudir a otros especialistas como el dentista, oftalmólogo, traumatólogo, endocrino, dermatólogo, etc.

CLÍNICA GINECOLÓGICA MATERGIN

C/Hilera 8 | Edif. ESCALA 2000. Portal 6, 1ºF | 29007 Málaga